Gracias a este ingrediente, nuestras cortinas desprenderán un aroma que se sentirá incluso de lejos. Esto es lo que es.

Cuando ponemos un pie en nuestro hogar por primera vez, nos imaginamos cómo podría ser y por ello intentamos en todos los sentidos que sea más cómodo y agradable según nuestros gustos.

En casi todas las casas, también hay cortinas cerca de nuestras ventanas. Estos son importantes en lo que respecta a la privacidad, ya que tienden a ocultar lo que está haciendo a las personas externas.

Cortinas: aquí está el ingrediente para rociar para oler bien

En particular, gracias a su grosor, cubren el cristal de nuestras ventanas y por tanto los que vivimos en los edificios de enfrente pero también los transeúntes, sobre todo si vivimos en las plantas inferiores, evitan mirar lo que ocurre en nuestras casas incluso cuando paso.

Así, en casi todos los hogares, pero también hay quienes no les gusta tener cortinas en casa, existen estas telas cerca de las ventanas que también actúan como cobertores para el sol cuando se refleja en televisores o computadoras.

Por lo general, la cortina se elige según el mobiliario y el lugar donde se instale desde el blanco más sencillo y neutro, hasta los de colores o con personajes animados si es la habitación de los más pequeños.

Cortinas: esto es lo que hay que rociar sobre ellas

Hay que recordar, sin embargo, que estos deben lavarse periódicamente, aunque sea una de las tareas domésticas más sarnosas que puede haber según una encuesta dirigida a amas de casa y solteros.

Pero es necesario, ya que las cortinas, al estar cerca de las ventanas, pueden absorber la humedad y la lluvia además de estar muy expuestas al sol y por tanto retener la humedad.

Además, sobre todo en el comedor y la cocina, así como en el baño, absorben todos los olores y humos y por ello puede ocurrir que desprendan mal olor y sea el momento de lavarlos de una vez por todas.

El método infalible que volverá locos a tus vecinos

Sin embargo, existe un método para conseguir que el mal olor de nuestras cortinas sea solo un recuerdo lejano y que puedan persistir en nuestros hogares durante más tiempo sin tener que lavarlas periódicamente.

Solo usa bicarbonato de sodio. Con tan solo dos cucharas disueltas en agua caliente y unas gotas de aceite esencial de la fragancia que más nos guste, tendremos un producto natural y muy eficaz.

Con introducirlo en un bote de spray, nos bastará con rociarlo sobre nuestras cortinas y al cabo de unos minutos no solo absorberán las sustancias y por tanto estarán menos sucias sino que además tendrán muy buen olor.

Cortinas: esto es lo que hay que rociar sobre ellas

El perfume perdurará mucho tiempo en nuestras cortinas hasta tal punto que será perceptible incluso desde lejos y nuestros vecinos podrán preguntarnos cuál es el secreto de este delicioso perfume.

Este remedio acaba con el olor a humedad que pueden desprender nuestras cortinas que, en cambio, con este método, desprenderán un agradable olor que embriagará toda la estancia donde estén colocadas.