Ya sea que estén volando o arrastrándose, todas las hormigas se mueven en enjambres alrededor de nuestra casa o jardín en busca de un nido para sobrevivir. ¡Excepto que no siempre son bienvenidos! Y por mucho que intentemos cazarlos con insecticidas químicos, a menudo acabamos levantando la bandera blanca, ¿verdad? ¿Qué pasaría si probaras ahora repelentes naturales que te ayudarán a deshacerte de ellos sin esfuerzo y sin vergüenza? ¿Quieres saber cómo deshacerte de estas hormigas voladoras antes de que formen una nueva colonia en tu hogar? ¡Este artículo es para ti!

¿Por qué mi casa está llena de hormigas voladoras?

Jardín, terraza y dormitorio: ¡las hormigas voladoras no excluyen ningún lugar de su hogar cuando deciden apoderarse de las instalaciones! El clímax de esta invasión a menudo llega durante el clima tormentoso y lluvioso del verano, cuando estos insectos quieren construir un nuevo reino después de que su colonia ya esté superpoblada. Espera, ¿adivina cuál es el mejor lugar para que pongan muchos huevos? ¡En casa, por supuesto! Que no cunda el pánico, acabarán dejándolo en cuanto termine su época de cría. Mientras tanto, no te quedes de brazos cruzados, ¡aquí te explicamos cómo preparar repelentes naturales para combatirlos!

Repelentes naturales de hormigas: ¿Cuáles son los remedios de la abuela para matar a las hormigas aladas?

Ya sean machos o hembras, estos insectos se congregan en un hormiguero alrededor de las plantas de interior o incluso alrededor de los alimentos, incluidas las migas de pan o los terrones de azúcar, y la lista continúa. Sí, se llenan de comida para dar a luz a la futura reina que supervisará la nueva colonia, ¡es un asunto familiar! Tú eres el que se va a ensuciar las manos y decidir qué truco de abuela vas a elegir contra esas hormigas aladas. Además, tienes mucho donde elegir. ¡Vamos, vamos!

1. ¡Usa el poder del ajo!

¿Has notado una serie de hormigas voladoras en tu casa? Tenga la seguridad de que el ajo viene al rescate. Para ello:

  1. Unos dientes de ajo se maceran con ají en agua hirviendo.
  2. Deje reposar la mezcla durante unas horas antes de quitar los dientes de ajo.
  3. Se vierte en una botella con atomizador.
  4. Se rocían los marcos interiores, las grietas en las fachadas, los alféizares de las ventanas y, especialmente, las plantas de interior, si las hay.
  5. Este compuesto natural tiene un excelente efecto repelente gracias a su fuerte olor que las hormigas voladoras no pueden soportar.

2. Vinagre blanco

¡El vinagre blanco es tu mejor amigo cuando las hormigas clásicas o voladoras perturban desagradablemente tu hogar! Ningún producto o pesticida comprado en una ferretería puede competir con esta solución ácida y de olor fuerte, por lo que puede confiar en este ingrediente para erradicar las hormigas voladoras asfixiándolas. Además, el truco es muy sencillo y consiste simplemente en:

  1. Llena una botella de spray con un vaso de vinagre blanco puro.
  2. Rocíe cualquier área sospechosa como puertas de entrada y marcos de ventanas.
  3. ¡Repita tantas veces como sea necesario para que las hormigas voladoras puedan oler el olor y abandonar el área de inmediato!

3. Menta: Un repelente natural para cazar nidos de hormigas voladoras

Eficaz y económico, la menta es un repelente natural de hormigas moscas que puedes hacer tú mismo. Nada más sencillo que mezclarlo con los siguientes ingredientes:

  1. un vaso de agua hirviendo
  2. una taza de vinagre blanco.
  3. una cucharadita de bicarbonato de sodio.
  4. Unas gotas de aceite esencial de árbol de té.
  5. unas ramitas de menta, que puedes reemplazar fácilmente con el aceite esencial.

Todo lo que tienes que hacer es dejar reposar estos ingredientes y dejarlos enfriar antes de verter la mezcla en una botella de spray y atacar todos los rincones posibles. ¿La guinda del pastel? Deja un olor muy discreto y limpio en tu hogar. ¿Quién puede superar eso?

4. Tierra de diatomeas

Ha demostrado su eficacia en las hormigas rastreras y ahora es el turno de las hormigas aladas. No hay ningún secreto milagroso detrás de la efectividad de la tierra de diatomeas, simplemente ayuda a deshidratar a estos insectos de manera lenta pero segura. ¡Simplemente espolvoréalo en los lugares sospechosos y listo! Precaución: Mantenga el polvo fuera del alcance de los niños y las mascotas, así como de los alimentos.

5. Aceite esencial de canela, ¡todo un acierto!

Para nosotros, huele bien, ¡pero las hormigas voladoras lo odian por encima de todo! A continuación, aprovechamos la oportunidad para eliminarlos de forma inteligente de las siguientes maneras:

  • Vierta unas gotas de aceite esencial de canela en un difusor eléctrico o hierva la mezcla en una cacerola si es necesario.
  • El aparato o sartén se traslada a todas las habitaciones de la casa para que el vapor se extienda por todas partes.
  • Esta operación se repite todos los días, por un lado para perfumar el aire y por otro lado para mantener alejadas a las hormigas voladoras. ¡No podríamos pedir un mejor resultado!

6. Especias: ¡Suficiente para repeler a las hormigas voladoras!

Una textura empolvada y un olor fuerte, dos propiedades que las especias conocen y que disuaden a las hormigas voladoras en un abrir y cerrar de ojos:

  • Vierta una pequeña cantidad de especias en un frasco de plástico pequeño.
  • Coloque el frasco en las esquinas y en los alféizares de las ventanas, asegurándose de que algunas especias como la cúrcuma no manchen la ropa de cama de la casa.

7. Talco: una barrera que las hormigas voladoras no se atreven a cruzar

Ese polvo blanco que las hormigas voladoras no se atreven a cruzar: ¡polvos de talco! Hacemos un buen uso de este beneficio rociando los nidos de hormigas que has identificado con un poco de talco para bebés. Gracias a este polvo blanco, dan un paso atrás y te dejan en paz.

8. Cinta adhesiva

Este es probablemente el truco más económico que hayas probado: atrapar hormigas voladoras con cinta adhesiva. ¡Eso es inteligente! Nada del otro mundo, colocamos un trozo de cinta adhesiva cerca de la comida y esperamos a ver a estos insectos atrapados en cuanto sus frágiles esqueletos toquen el pegamento de la cinta. Depende inmediatamente de ti decidir si quieres eliminarlos o simplemente ahuyentarlos.

9. Detergente líquido: un producto eficaz para eliminar las hormigas voladoras

¿Agua jabonosa contra las hormigas voladoras? Es muy simple, fácil

  • Mezcle media taza de líquido para lavar platos en una botella rociadora llena de agua.
  • Agite bien la botella para formar espuma.
  • Rocía todos los rincones temidos a voluntad. ¡Estas molestas especies son ahora cosa del pasado!

10. Jabón líquido de Marsella: ¡suficiente para detener la invasión de estas molestas especies!

El jabón de Marsella no solo garantiza una higiene perfecta, sino que también ahuyenta a las hormigas aladas que te molestan. No podría ser más sencillo:

  • Vierte media taza de jabón líquido de Marsella en medio litro de agua. Si solo tienes jabón sólido, puedes frotarlo y diluir las patatas fritas en agua hirviendo en una cacerola a fuego lento.
  • Rocíe según sea necesario en todas las superficies frecuentadas por estos insectos. ¡El asunto está zanjado!

11. Bórax en polvo: un cebo atractivo y eficaz

Entonces, cuando estos insectos buscan un alimento particularmente dulce, ¡los usamos como cebo! Para ello, utilizamos bórax en polvo, la clave de este truco. Pasemos al método:

  • Mezcle 3 cucharadas de bórax, 2 cucharadas de azúcar en polvo y 1 cucharada de agua hasta obtener una pasta.
  • Extienda la masa sobre todas las áreas frecuentadas por hormigas voladoras (manténgala alejada de los niños y las mascotas).
  • Cambiamos el cebo de vez en cuando, siempre y cuando las hormigas lo traigan de vuelta a su nido para comérselo al mismo tiempo que su reina. ¡Por lo tanto, toda la colonia se erradica a un costo menor!

12. Jugo de limón: un asesino natural de hormigas voladoras

¿Te gusta el agua alimonada, ácida y fragante? Bueno, las hormigas voladoras no pueden soportarlo. ¡Búho, nos sienta bien! Sostener:

  1. En un aerosol, mezcle una parte de jugo de limón con dos partes de agua.
  2. Mantén el aerosol cerca para eliminar las hormigas voladoras que ingresan a tu casa. Además, ¡el olor a limón le da un toque y una increíble sensación de frescura!

13. Bicarbonato de sodio: ¡a lo que le temen las hormigas voladoras!

No es solo la suciedad y el moho lo que asusta al bicarbonato de sodio, sino también los insectos como las hormigas voladoras. Siempre en el spray habitual:

  • Se vierten dos cucharadas de bicarbonato de sodio y medio litro de agua caliente.
  • Rociamos cortinas, muebles, sofás, encimeras de cocina, fregaderos, cubos de basura, en fin, todas estas áreas agradecerán el efecto de este polvo mágico. Sí, has acertado, aprovechamos para desinfectar la casa y eliminar las hormigas voladoras al mismo tiempo. ¡Eficiencia garantizada!

Los trucos naturales son tus mejores aliados cuando los desagradables insectos invaden tu espacio privado. Además, no te faltarán opciones.