¿Sabías que puedes desengrasar tu horno sin usar químicos que muchas veces son dañinos para el medio ambiente? Y por una buena razón, con un simple puñado de sal, puedes deshacerte de la suciedad y las manchas más rebeldes de tu dispositivo.

Para eliminar la suciedad y la grasa incrustada, no es necesario controlar los detergentes, a menudo contaminantes, ya que existe una solución 100% natural. Consiste en utilizar sal para decapar todos los materiales que hayan quedado adheridos a la placa de tu dispositivo.

Es posible desengrasar el horno con sal

Un simple puñado de sal puede vencer las manchas de grasa más rebeldes. Si aprovechas este truco, el interior de tu horno quedará reluciente sin siquiera utilizar productos químicos.

¿Qué ingredientes se deben utilizar para desengrasar el horno?

Si este consejo se convertirá rápidamente en parte de tu rutina, es porque los ingredientes están a la mano en los armarios de tu cocina. Para desengrasar el horno , simplemente necesitarás sal gruesa y un paño de microfibra. Este arsenal te ayudará a superar los restos de grasa y suciedad persistente.

horno limpio

¿Cómo limpiar el horno con sal?

Antes de utilizar este formidable truco, primero es necesario quitar todas las piezas extraíbles presentes en el interior del dispositivo, como las rejillas y las placas. Utiliza sal gruesa que tiene muchos beneficios para el mantenimiento de tu interior. Este producto natural es ideal para la limpieza del horno porque se considera un potente depurativo. La acción abrasiva de la sal ayudará a despegar todos los restos de grasa del horno. Mezclar 250g de sal gruesa en ½ litro de agua hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, aplíquelo sobre las zonas incrustadas de grasa y déjelo actuar durante un cuarto de hora. Con un paño húmedo, enjuaga todas las superficies sobre las que pusiste sal gruesa y ¡listo! Tu horno estará reluciente y podrás despedirte de la suciedad.

limpiar horno 4

Hay otros trucos ingeniosos y naturales para limpiar un horno

Más allá del uso de sal, formidables y económicas puntas le permitirán superar las marcas persistentes presentes en su electrodoméstico. ¡ La clave es saber usarlos para encontrar un horno limpio y reluciente!

1- El agua jabonosa es la aliada de un horno limpio

Para limpiar un horno de arriba a abajo, es importante hacerlo con cuidado. Para empezar, deberás quitar las parrillas del horno para lavarlas con agua caliente, una esponja y líquido lavavajillas, que limpiarán el aparato en profundidad. Si las marcas son persistentes , puedes utilizar un cepillo de nailon o la parte abrasiva de la esponja. ¡Luego puede reemplazar las rejillas y limpiar el interior del horno usando el método mencionado anteriormente!

2- El bicarbonato es genial para desengrasar el horno

Bicarbonato de sodio 32

El aliado de las tareas domésticas ecológicas es también un compañero de elección para la limpieza profunda del horno y la eliminación de restos incrustados de su electrodoméstico. Es perfecto para limpiar el interior de tu horno y eliminar toda la suciedad. Para ello, será necesario verter seis cucharadas de este polvo blanco en un bol y luego añadir dos cucharadas de agua. Esta pasta debe aplicarse a las paredes y todas las superficies interiores grasosas. Luego dejar actuar toda la noche para desatascar la suciedad en profundidad. Al día siguiente, todo lo que tienes que hacer es frotar y enjuagar con una esponja húmeda. Si tienes problemas para llegar a ciertas zonas del horno , puedes aplicar este preparado limpiador con una brocha y ¡listo!

Para evitar terminar con grasa incrustada en su horno, recuerde mantenerlo regularmente. De esta forma, no necesitarás pasar horas quitando la suciedad acumulada a lo largo del año.